¿Por qué nos desagrada escucharnos a nosotros mismos en una grabación?

mensaje

El escucharnos en una grabación nos resulta incómodo y a veces desagradable, incluso muchos incluso odian oírse a si mismos en grabaciones cuando es algo tan común escucharnos.
Y a pesar de tener toda nuestra vida escuchándonos a nosotros mismos, es insólito no?

Pues bueno, al fin se han dignado a estudiar el porqué de esta reacción al escucharnos a nosotros mismos en alguna grabación
Unos científicos que se dedicaron a buscarle explicación a esta conducta, detectaron que el síndrome de incomodarnos al escucharnos a nosotros mismo viene a causa de las vibraciones corporales internas que solo el quien habla es capaz de escuchar.
cuando escuchamos hablar al interlocutor nuestro tímpano e oído interno vibran por recibir las ondas sonoras que vienen desde el exterior (Afuera), estas cuales van directo al cerebro y son convertidas en algún tipo de sonido como, música, palabras, ruidos, llanto, etc…




Pero, cuando somos nosotros mismos los que hablamos, nuestro oído recibe las mismas ondas  sonoras desde el exterior, pero, a las vez se suman las vibraciones internas de vienen de las cuerdas vocales y las vías respiratorias, donde también se incluyen la conducción del aire  de nuestro organismo a través  de nuestros músculos y huesos.
Todas estas vibraciones propias llegan a nuestro oído interno, y lo que hace nuestro cerebro es que toma nuestra voz como un tono más bajo gracias nuestras vibraciones internas. Esto lo hace el cerebro para que nuestra voz nos parezca más suave y bonita para nosotros mismos.

Entonces, el hecho de que no incomoda es el siguiente, cuando nos escuchamos desde una grabación, nuestra voz nos parece más fea, alta e incómoda de lo que normalmente creemos que es nuestra voz, entonces ahí viene la causa del desagrado.
Lo importante es que, las demás personas están acostumbradas a oírnos, y para ellos es nuestra voz normal y no les desagrada para nada, solo a nosotros mismos, pero para los demás es totalmente normal e incluso quizás ellos la escuchen más bonita de lo que es en realidad.

Así que ya sabes, cuando te escuches en una grabación recuerda que no te escuchan de mal los demas, y que te escuchan como tu los escuchas a ellos ”Normal”.